SISTEMA CONSTRUCTIVO CON LADRILLOS ECOLOGICOS

INTRODUCCION

Se trata de un ladrillo ecológico producido con tierra, sílice, polímero y agua, que no requiere cocción para su curado, con todas las implicancias ambientales y económicas que ello conlleva.

Posee alta resistencia mecánica que le permite soportar cargas con valores medios de 210 kg/cm2; el ladrillo común alcanza sólo el 42 % de la misma dado que resiste entre 60 y 90 kg. por centímetro cuadrado. Esta resistencia se obtiene en forma constante debido al proceso de prensado aplicado, y garantiza una menor retención y absorción de humedad, lo que le otorga mayor durabilidad, soportando mejor a los distintos agentes climáticos y permitiendo una mayor carga, con el consecuente abaratamiento de costos en la construcción.

La aislación termoacústica expresada como resistencia térmica, es de 0,35 para un espesor de pared de 15 cm. con revoque y 0,29 en un espesor de 12 cm. sin revoque, superando ampliamente al ladrillo común, tomando como base una pared de 15 cm. cuyo valor es de sólo 0,18 con revoque. Ello significa un mejoramiento en la resistencia térmica en más del 90% para igual espesor de pared, en tanto que el ladrillo ecológico sin revoque mejora en un 61% a los valores de resistencia térmica del común con revoque.

Con esto se logra mayor eficiencia energética (tanto para el frío como para el calor), ahorrando recursos naturales no renovables. Además del positivo impacto ecológico que esto supone, permite significativas disminuciones de costos en el mantenimiento térmico de viviendas y edificios.

La absorción de humedad es del 7,4% en volumen por metro cúbico de agua, en tanto que la del ladrillo común es del 30%. Esta propiedad aumenta la durabilidad de ladrillo, permitiendo su uso sin revoque ni pintura, como ladrillo visto (superando ampliamente los parámetros requeridos, abaratando costos en materiales y en tiempo de trabajo, y disminuyendo el riesgo de formación de hongos o bacterias que encuentran en la humedad su caldo de cultivo.

El agregado de pigmentos en la mezcla, abarata costos y permite mejoramientos arquitectónicos.

La uniformidad en sus dimensiones permite una correcta planificación y ejecución de las obras, eliminando factores de error durante la construcción y permitiendo sistematizar el trabajo. También se verifica un ahorro importante de materiales de asentamiento en función de la simetría en todas sus caras.

No desprende polvillo que perjudica la piel y los pulmones de los operarios con la consecuente disminución de costos laborales.

Finalmente el ladrillo ecológico, es más liviano que el común, para el mismo volumen. Ello facilita su manipuleo tanto en obra como en la fábrica, obteniéndose un producto de textura similar al ladrillo común. Estas similitudes con el ladrillo común, no requieren especializaciones por parte de los operarios de la construcción.
Por su parte, y más allá de que están disponibles en nuestro país diferentes sistemas constructivos muy aceptables, en muchos lugares se prefiere la construcción en base a bloques o ladrillos, por cuestiones netamente culturales.

Los ladrillos se producen mediante moldeo a alta presión de forma manual o automática, pudiendo un equipo de 3 obreros producir en forma manual hasta 450 ladrillos por hora.


Nota: Al ser semejante a la construcción tradicional, es totalmente factible construir hacia arriba. También se pueden armar en vez de ladrillos, bloques, constituyendo muros livianos pre-armados.

Proceso constructivo del Ladrillo Ecológico


Ejemplo del uso de ladrillos bloques con morteros y hierros cruzados para su calce y rellenos con poliuretano unificando toda la estructura transformando a todos los muros de una casa en una sola estructura:

Foto Casa Terminada

Mas modelos de casas en la web: PediTuCasaAhora.com.ar


SistemasdeConstruccionEcologicos.com © Copyright 2011
Reservado todos los derechos
Buenos Aires, Argentina